03
ENE
2015

Cuando hago algo, tanto da si siento miedo o no

A primera vista, los miedos parecen ser tan variados… Lo parecen hasta que uno empieza a profundizar un poco más y estudia la causa subyacente de todos los miedos.

La causa de nuestros temores reside muy posiblemente en un exceso de precaución. Pero… ¿Importa realmente de dónde provienen nuestras dudas? A menudo resulta imposible calcular cuáles son las verdaderas causas de nuestros miedos y, aunque las sepamos, el hecho de conocerlas no las cambia necesariamente.

Que yo sepa, todos  sentimos inseguridad, miedo y dudas cuando avanzamos por la vida. No podemos eludir el miedo. Sólo podemos convertirlo en un compañero que nos acompaña a nuestras emocionantes aventuras; no es un ancla que nos tiene sujetos en un lugar.

Susan Jeffers dijo: entonces, si todos tenemos miedo cuando nos acercamos a algo totalmente nuevo en la vida, somos tantos los que “lo hacemos” a pesar del miedo que debemos llegar a la conclusión de que el miedo no es el verdadero problema. Para algunos el miedo carece totalmente de importancia. Para otros crea un estado de parálisis. Los primeros dominan su miedo desde una posición de energía y acción, y los últimos desde una posición de impotencia y vulnerabilidad. De ello se puede deducir que el secreto para vencer el miedo es aumentar la confianza en tus propias fortalezas. Eso significa que ya no tienes la necesidad de dispersar tu energía preguntándote los porqués. Tanto da. Lo que importa, es que comiences ahora a desarrollar la fe en ti mismo/a hasta que digas: ¡Puedo afrontarlo!

Cuando hago algo, tanto da si siento miedo o no. Mi vida funciona de todas maneras… Como la tuya.

Copyright © 1987-2012 Susan Jeffers, Ph.D.    All rights reserved.

 

Deje su Comentario

*

captcha *